Higos de p…. Mermelada.

photo

Recordáis a Blanca Nieves? Esa chica de piel albina y pelo negro (muy grunge… Hoy por hoy, sería toda una fashion victim…)?

Recordáis esa escena, en la cual cocina una tarta de manzana? Ella silba, los muebles de la casa son limpiados por los animalitos del bosque y todo es rosa y perfecto. Sustituir a Blanca Nieves por una chica menos perfecta y un poco mas caótica y desastrosa… Yo.

Así me sentía, como Blanca Nieves,  mientras cogía higos de un árbol no muy lejos de casa. El sol brillaba, los pajaritos piulaban y yo sonreía sola mientras me tarareaba un hit del verano a mi misma. Los vecinos probablemente asumían que era una loca que vivía encerrada con doce gatos. Una figura que se cuelga de un árbol cual mono de feria, mientras habla sola… Not good.

Total, asunciones vecinas aparte, cogí higos e hice mermelada. Y que fácil es!! Si seguís los pasos, no solo os sentiréis como un pluscuamperfecto personaje Disney, también tendréis botes herméticamente conservados de delicia en el armario (o en la nevera… Pero eso depende de las manías de cada uno.)

 


Remember Snow White ? That  albino girl with thick, black hair? (Very grunge of her… She’d totally be a fashion freak nowadays… )

Remember that scene in the kitchen where she happily bakes an apple pie? She whistles and sings in an unhumanly high pitched voice, the furniture is cleaned by cute, little, teeny-weeny animals (yeah right) and everything is pink and perfect. Now replace Snow White for a not-even-close-to perfect and a little (much) more chaotic and disastrous girl… Me.

Well, I felt like Snow White while picking figs from a tree not far from home. The sun was shining , the birds whistled and I smiled as I hummed a summer hit by myself. The neighbours probably assumed I was some crazy woman living enclosed  and alone with twelve cats. Hanging from a tree like a monkey and talking to oneselfe ain’t good for self preservation.

Neighbouring assumptions aside, I picked figs and made jam. And it’s sooo easy to do! If you follow the steps, not only will you feel like a Disney character, you’ll also have hermetically preserved pots of delight in your kitchen fridge.

 

photo-2Ingredientes:

1 kg de Higos (maduros)

500 gr de Azúcar

½ Limón

1 Canela en rama

50 ml de Cointerau (Opcional)

300 ml de Agua

IMG_5440

Receta:

Dejar los higos en remojo durante una o dos horas. Cuando haya pasado el tiempo de maceración, límpialos bien. (Piensa que los has sacado de la naturaleza… ¡Es todo un microcosmos de bichitos que no queremos en nuestro cuerpo!)

Corta los higos ya limpios (limpios = yo solo les quito el culo y el pezote de arriba) en cuartos/sextos.

En una olla grande, junta todos los ingredientes (los higos cortados, el agua, el zumo de limón, la canela, el Cointerau y, finalmente, el azúcar). Hierve a fuego lento y remueve con una cuchara de madera. Deja que los higos se ablandezcan.

Cuando éstos ya estén blandos, sube el fuego al máximo y deja que hierva durante 15 minutos. ¡SIEMPRE removiendo! No quieres que se te queme el azúcar.

Una vez pasados los 15 minutos, retira la olla del fuego y deja enfriar la mermelada (una media hora). Verás que la mezcla ha dejado de ser liquida y lo que queda es un sirope con trocitos de higo.

Envasa la mermelada y… Bon profit!!

photo-1

Hoy suena: Lykke Li – I’m Good, I’m Gone [Metronomy Remix]

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s